un momento...

Añadir valor al territorio

28 enero 2020 by thA
47319351Master-1280x720.jpg

Estaba amaneciendo,

el equipo de proyecto llegó temprano,

arquitectos, ingenieros, topógrafos, geógrafos, biólogos,

tomaron medidas y realizaron cálculos.

 

Después aparecieron los obreros,

escoltados por máquinas de aspecto compacto,

indestructibles, monstruos devoradores,

auténtico ejército imparable.

 

Todo estaba planeado, comenzaron a trabajar,

estruendo, andamiajes, polvo, correas, golpes, cables, tensores, chirridos y grandes maderos,

se habían propuesto modificar el territorio,

para siempre.

 

Comenzaron por los edificios más altos, y en orden descendente los de mediana altura y las casas más bajas,

luego las infraestructuras de transporte y los espacios públicos y

por último las redes subterráneas de abastecimiento,

auténtico hormiguero del que entraban y salían obreros acarreando, tirando, empujando…

 

Una vez terminado limpiaron todo,

cavaron, abonaron y plantaron,

arbustos y árboles, muchos árboles,

de diferentes especies autóctonas.

 

Pasaron unos días y los animales se acercaron,

diferentes especies terrestres, voladoras, trepadoras, arbóreas fueron creando sus hábitats,

reprogramadas una y otra vez durante millones de años.

Cuando llegaron los excursionistas, quedaron maravillados con la belleza del bosque.


Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar